CV y cartas de presentación

Cómo se debe escribir una carta de interés laboral

September 8, 2020

Una buena carta de interés, tiene una influencia fundamental en el éxito de tu postulación para un vacante laboral. Es un documento imprescindible para la búsqueda de empleo. Sin embargo, a menudo muchas personas descuidan su elaboración, bien por falta de interés o bien por no saber cómo redactar correctamente una buena carta de presentación.

A continuación, vamos a ver qué es exactamente y cómo redactar una carta de interés para que, de este modo, puedas aumentar tus posibilidades laborales.

¿Qué es una carta de interés?

Una carta de interés, es el documento que utilizas para presentar tu postulación a un puesto de trabajo, para una beca, para ingresar en un centro de estudios o incluso para un programa de voluntariado. De todas ellas, las más habituales son las que acompañan al currículum para responder a una oferta de trabajo o para ofrecer tus servicios a una empresa.

Se trata de un escrito corto redactado por el propio candidato, introduciendo su experiencia laboral, su formación, sus intereses, su personalidad y sus ambiciones profesionales. El objetivo de una carta de motivación es doble. Por una parte, su función es despertar el interés de la persona que va a analizar tu candidatura y, por otra, busca resaltar las características más importantes de tu currículum.

Por eso, a la hora de redactar una carta de motivación, debes tener en cuenta tanto a quién va dirigida como los aspectos más importantes de tu formación y de tu experiencia profesional.

Postúlate rápidamente a empleos con tu CV Indeed

¿Cómo redactar una carta de interés laboral?

La carta de interés laboral, puede responder a dos situaciones: contestar a una oferta de trabajo publicada en algún medio de comunicación y presentar una candidatura espontánea. En ambos casos, debes prestar atención a dos aspectos: el formato y los detalles. A continuación, vamos a analizarlos a profundidad al mismo tiempo que te ofrecemos algunos consejos sobre cómo escribir correctamente una carta de motivación.

¿Contenido de una carta de interés?

En primer lugar, en una carta de interés para un trabajo, debes dejar claras las razones por las que estás interesado en el puesto. Para ello, no solo debes revisar a conciencia la oferta laboral, también es fundamental que hagas un pequeño estudio sobre la empresa en la que quieres trabajar. Esto te va a permitir exponer mucho mejor los motivos por los que estás interesado en entrar a formar parte de la misma.

Puedes consultar su página web, buscar las últimas noticias relacionadas con la compañía e incluso recabar información en las redes sociales oficiales sobre alguno de sus principales responsables. En general, las empresas valoran muy bien las cartas de motivación personalizadas. Así, demuestras un interés sincero, y dejas claro que has dedicado tiempo y esfuerzo para prepararla. Otra gran ventaja de dicho estudio, es que te va a ayudar a resaltar aquellos aspectos de tu currículum por los que te consideras adecuado para el puesto que solicitas.

Se recomienda mencionar proyectos en los que la empresa haya participado recientemente, así como destacar algunos aspectos relevantes de su historia o poner de relieve su compromiso social. Eso sí, debes hacerlo de un modo natural, evitando en todo momento resultar adulador.

Del mismo modo, puedes comentar qué aspectos del puesto al que postulas te interesan más. De hecho, puedes aprovechar este punto para dejar constancia de aquellas partes de tu formación y experiencia profesional, por los que te consideras adecuado para el trabajo.

Por último, es importante que seas sincero y directo. Las empresas en general, y sus departamentos de selección de personal, en particular, valoran especialmente la sinceridad y honestidad de sus candidatos. También aprecian que sean claros, directos y concisos. Incluye únicamente información que sea relevante.

Forma y estilo de una carta de interés

Es importante que utilices un lenguaje formal, pero sencillo al mismo tiempo. Evita construcciones sintácticas demasiado complicadas. Tampoco es recomendable utilizar verbos en voz pasiva, siglas y abreviaturas. Trata de no utilizar expresiones negativas y busca un tono que no sea demasiado informal o demasiado formal.

Usa un vocabulario que te permita presentarte como una persona con un nivel cultural alto, pero sin que el texto resulte excesivamente formal o rústico. Es importante que recurras a diferentes sinónimos para evitar repeticiones de palabras innecesarias. Por supuesto, cuida especialmente la ortografía, no dejes que una falta ortográfica derrumbe todo el esfuerzo que has dedicado a tu candidatura, y por supuesto, revisa la carta a conciencia antes de enviarla, ya que un error tipográfico puede hacerte parecer una persona descuidada.

En general, una carta de motivación no debe tener una extensión superior a una página. En cuanto a su estructura, se suele dividir en tres partes o bloques: introducción, desarrollo y despedida.

La introducción

Es donde puedes exponer los motivos de la carta, relacionándolos con la oferta laboral a la que responde, con tu interés por la empresa o con ambos. Es fundamental que aproveches esta parte para captar el interés de la persona a la que va dirigida.

El desarrollo

Debes explicar las razones por las que consideras que eres el candidato apropiado, detallando por qué te deben elegir a ti en lugar de a otros candidatos. Aprovecha para comentar los aspectos más relevantes de tu currículum, poniendo especial énfasis en la formación y en la experiencia profesional relacionada con el puesto.

En la despedida

Aprovecha para dejar constancia de tu predisposición a realizar una entrevista presencial, y para dar las gracias por el tiempo y la atención empleados.

Por último, utiliza una fuente y un tamaño de letra adecuados para facilitar la lectura y ofrecer una mejor presentación. Si quieres ir por el formato de fuente seguro, puedes optar por la fuente Times New Roman con un tamaño de letra doce.

Aprovecha para venderte bien

La carta de interés es una magnífica oportunidad para mostrarle a la empresa qué es lo que le puedes ofrecer. Por eso, es fundamental que resaltes la experiencia y formación que puedes aportar. Además, como ya te hemos comentado, tienes que pensar que es tu mejor oportunidad para abrir la puerta a la posibilidad de realizar una entrevista personal.

Una buena carta de motivación, es aquella que te ayuda a destacar sobre el resto de los candidatos, por eso es importante que seas original y no escribas la típica carta estándar. Sin embargo, venderte bien no implica en ningún caso mentir o exagerar. Más bien, es lo contrario, deja que la honradez y la sinceridad, sean tu mejor carta de presentación. Por supuesto, en su justa medida. La virtud siempre está en encontrar el equilibrio.

Destaca tus puntos positivos y tus motivaciones, e intenta reforzarlos con hechos. Así, puedes utilizar enunciados como: “Tengo dos años de experiencia liderando equipos de trabajo”. Lógicamente, no te conviene hablar sobre tus defectos o sobre las posibles carencias de formación o experiencia que puedas tener. Al contrario, puedes aprovecharlos para reforzar tu candidatura.

Por ejemplo, si no tienes experiencia en un puesto similar al que te postulas, puedes recurrir a expresiones como: “Destaco por ser una persona con una gran capacidad de aprendizaje”. O también: “Algunas de las funciones de mi puesto actual están relacionadas con el puesto ofertado”.

Por supuesto, a la hora de resaltar tus virtudes, hazlo siempre desde la humildad y evitando en todo momento resultar pedante. Intenta no comenzar oraciones con el pronombre personal “yo”. En su lugar puedes optar por construcciones como: “Me considero” o “Considero que soy”.

Busca inspiración en ejemplos de cartas de interés

Una buena forma de aprender a hacer una carta de motivación, es consultar los diferentes modelos disponibles. Eso sí, es importante que consultes ejemplos de cartas de interés elaborados por profesionales de Recursos Humanos o por personas de reconocido prestigio profesional. Hoy en día, puedes encontrar una gran variedad de ejemplos de cartas de interés laboral en la red. Sin embargo, no todos son de buena calidad.

La redacción de cartas de interés puede llegar a ser todo un arte y la mejor forma de dominarlo es a través de la práctica. Prueba escribiendo varios borradores. Después, puedes leerlos, compararlos y aprovechar lo mejor de cada uno para preparar el documento definitivo.

El secreto para escribir una buena carta de interés laboral, reside en varios factores. Por un lado, en realizar una completa investigación de la empresa cuya oferta laboral te interesa.

Por otra parte, en conocer cuáles son tus principales fortalezas y cómo saber transmitirlas de una forma clara y concisa, y por supuesto, en encontrar el adecuado equilibrio entre la formalidad y la naturalidad. Todo ello con una redacción impecable y procurando en todo momento diferenciarte de otros posibles candidatos.